13 de diciembre de 2016

Afecto social.

¡Hola hola dulcecillos! Os dije que traería reflexión, y aquí la tenéis.

Últimamente he pensado mucho en algo que he denominado "afecto social". Lo defino como la necesidad de algunas personas, también mía en tiempos no tan pasados, de tener muestras de cariño/amor en redes sociales. Me di cuenta de la "rabia" incluso que sentía cuando veía que no recibía tantas (lo sé, puede que suene a tontería). Pero he ido notando que es más la gente a la que le ocurre esto. Hemos creado entre todos la necesidad de documentar cada cosa que nos pase, que no está mal, pero también hemos cogido la costumbre de "demostrarlo" todo por redes sociales. Es como que nos sentimos mejor al hacerlo y recibirlo.
Se demuestran las amistades, el amor, el cariño y hasta el odio. Todo. Yo antes lo necesitaba. Ya os digo que me sentía mal cuando por ejemplo le dedicaba alguna cosa a mi pareja y no veía la misma respuesta. Incluso llegas a pensar que la gente que se dedica cosas va mejor que tú en su relación, pero luego ves que a la mínima puede que ya ni sigan juntos. También ocurre con las amistades y en otros ámbitos.
Hace tiempo dejé de escribir fragmentos dedicados y demás al no verme muy correspondida, y ahora veo que ha sido la mejor decisión que he tomado. Está bonito de vez en cuando una foto o un algo, y casi todo el mundo lo hace... pero me di cuenta que eso de necesitar el afecto social no era muy sano.
Es por ello que os invito, si os ha pasado alguna vez como a mi, a vivir la vida al instante y dejar de lado las redes sociales. A tomarte una cerveza con tu amigo en lugar de dedicarle un largo texto en Facebook. Se lo puedes dedicar también, pero mejor queda con esa persona y demuéstrale en directo lo mucho que te importa.
Nos estamos convirtiendo en seres sociales de redes, y asociales de vida. Vamos a cambiar eso. Dejemos de ser socialmente asociales y volvamos a nuestras cervezas, nuestras cenas, nuestras noches de risas y lloros... documentados o no, pero abandonemos la necesidad de publicarlo todo. Dejemos el móvil de lado y las dedicatorias, y demostremos más en persona que vivimos.

Yo la primera.



Nos vemos el martes que viene con otra entrada :) Byeeee!


2 comentarios:

Carla Pinto dijo...

Me quedo con eso "seres sociales de redes y asociales de la vida"... eso lo resume todo. A veces sí que he querido mandar un largo mensaje de esos que todo el mundo manda a algún familiar/amigo por facebook o instagra, pero mejor he pensado que si le veo a la cara y se lo digo es mucho más sincero y le va a llegar más.
Totalmente de acuerdo contigo en todo, estamos demasiados redesocializados y creo que mucha gente lo pasaría muy mal sin las rrss, algo que me parece triste para el ser humano...

Un beso, guapísima

Lydia García dijo...

Muchas gracias preciosa! He querido hacer el juego de palabras porque me parece bonito, y además totalmente real. Me alegro que te haya gustado. Veo que cada vez más gente se va dando cuenta de esto, y aunque a veces subamos fotos y demás, que está genial, veo que cada vez más se está volviendo "tendencia" lo antiguo, el volver a como estaban las cosas antes. Y eso me gusta mucho ^^

Un beso enorme guapa, y gracias por el comentario!!